Il destino veneziano

Que la vida y el cine son teatro, lo supimos gracias a Jacques Rivette (1928-2016). Cuando pienso en la idea de la modernidad en el cine, pienso especialmente en sus películas porque son un espacio privilegiado para, digamos, observar la distancia: la puesta en escena, la representación, los vericuetos por los que se cuela la realidad, la vida…

El cine ha muerto y ha madurado muchas veces pero quizás es la Nouvelle Vague la más significativa de esas transfiguraciones por haber sido particularmente consciente, intensa, influyente y atrevida. Y por situarse, supongo, en lo que ahora es la mitad del recorrido, el centro exacto de los 120 años de cine que acarreamos a nuestras espaldas. Rivette, redactor y director de los Cahiers du cinéma y cineasta desde los 22 años, fue una pieza fundamental de la Nouvelle Vague y deja ahora solo a Godard, el último del núcleo cahierista que capitaneó un movimiento que no era en realidad un movimiento ni tenía verdaderos capitanes.

Las paradojas, los misterios y los trompe-l’oeil son un terreno muy caro al cine de Rivette. Así son sus películas y así es la concepción del ser humano que transmiten: seres contradictorios, frágiles, tramposos, atribulados… Rivette nos deja también una perspectiva particular desde la que observar la aventura humana con ironía y comprensión a la vez, un rasgo común al humanismo de muchos grandes cineastas.

No hay una película de Rivette que no me parezca espléndida. Muchos de sus filmes y de sus personajes servirían de ejemplo para ilustrar su cine. Elijo uno: el atolondrado dramaturgo que interpreta Sergio Castellitto en Va savoir, debatiéndose entre su relación de pareja en crisis y una nueva pasión, obsesionado con encontrar una comedia perdida de Goldoni, Il destino veneziano. Obra que, por supuesto, no existe; y que, por supuesto, es hallada por puro azar. El cine de Rivette es uno de esos lugares en los que uno se encuentra particularmente a gusto y que, cuando no se frecuenta durante un tiempo, uno añora con profunda melancolía.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s