Después de las imágenes

De hecho, ¿Godard no ha dicho siempre adiós al lenguaje, desde el primer plano de su filmografía, en todos sus textos, a lo largo de una obra que siempre ha sido una glosa retrospectiva al hecho cinematográfico y a todo lo que hay detrás de las imágenes? Adieu au langage es, de alguna manera, el final lógico de su carrera, aunque no desearía el arriba firmante que fuera realmente su última realización ni el propio film tiene la hechura de una despedida a pesar de su título.

Entre otros motivos, porque el cuerpo central de la película está ocupado por un hombre y una mujer desnudos en un apartamento con una televisión que emite “viejas” imágenes del “cine clásico”: veo en esas figuras al Adán y la Eva de una era posterior al lenguaje que Jean-Luc Godard observa con más curiosidad que recelo. El cineasta de la melancolía parece decirnos que, para bien o para mal, de las ruinas del mundo de las imágenes surge nuestro mundo de hoy. No puedo, así, evitar el paralelismo con otro film que protagoniza una pareja formada, sin rodeos, por un Adam y una Eve: en Only Lovers Left Alive, Jim Jarmusch nos muestra unos vampiros humanistas que parecen acarrear toda la herencia cultural del pasado en su vagar a través de un paisaje en ruinas, el Detroit actual, que podría muy bien ser el escenario de Adieu au langage.

Godard no nos lleva a Detroit sino, una vez más, a la orilla del lago, al espacio recurrente de su cine. Y, allí, en una de esas imágenes que se repiten varias veces a lo largo del film, vemos atracar un barco con la bandera de la república francesa en la proa: la libertad, la igualdad y la fraternidad en su estado actual, en la Europa de 2014. Podríamos fabular una continuidad entre su anterior película y ésta, es decir, podríamos imaginar que el crucero de Film Socialismei, que parecía llevar a bordo la decadencia misma de la civilización, y el ferry de Adieu au langage son, simbólicamente, la misma nave, que llega a puerto por fin en el film que nos ocupa.

¿Qué desembarca de ese ferry? Godard arroja una visión inquietante del estado de las cosas actual, aludiendo incluso a victorias post mórtem de Adolf Hitler. La Europa de hoy ha acabado pudriendo los fundamentos de la libertad, la igualdad y la fraternidad, y avanza hacia una nueva y rara fascistización silenciosa. El cineasta no desliga ese proceso de la desfiguración del lenguaje de las imágenes. Tal vez por eso ha decidido filmar Adieu au langage en tres dimensiones, jugando con efectos que distorsionan la imagen, la disuelven, la rompen, sugiriendo el advenimiento de algo posterior. Esas formas sin contorno se me antojan, más que apariencias en relieve, radiografías de la era de los smart phones y las redes sociales, en la que comunicamos mucho y miramos poco.

Film Socialisme y Adieu au langage podrían formar un díptico, una meditación conjunta sobre la deriva de la civilización y del lenguaje en que se ha expresado hasta ahora. El trasfondo es sombrío, sí, como en el caso de Only Lovers Left Alive. No obstante, creo que nada ofendería más a Godard que la idea de “cerrar” un discurso, de sentar ideas graníticas. Como siempre, prefiere plantear nuevos interrogantes, proponer imágenes abiertas, indagar en lugar de sentenciar. Quizás, el verdadero protagonista de Adieu au langage es Roxy, el perrito que observa a su alrededor con esa característica perplejidad canina, descubriendo un nuevo mundo donde ya no caben las metáforas.

i Que era, por cierto, nada menos que el Costa Concordia, donde Godard rodó unos años antes del naufragio.

 

Anuncios

2 thoughts on “Después de las imágenes

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s